0 Comments

Optimización web SEO: cómo optimizar tu página principal

Seguramente hayas escuchado en alguna ocasión hablar de SEO, o lo que es lo mismo, optimización para los motores de búsqueda. No te preocupes si te suena a un idioma extranjero, en realidad es un concepto bastante sencillo.La optimización web SEO consiste en realizar una página web de una forma determinada, con herramientas como la inserción de palabras clave. Con este método se consigue aumentar la cantidad de tráfico hacia la web, y que poco a poco aparezca como una de las primeras opciones de los motores de búsqueda.Puede que todavía tengas dudas, así que vamos a profundizar más en la optimización web SEO y en cómo optimizar tu página principal.

Optimización web SEO

Son más de 200 los factores de posicionamiento que tiene en cuenta un motor de búsqueda para que una web aparezca en una determinada posición. Algunos de estos factores son externos, es decir, no tendrás el control sobre ellos. Son factores como los enlaces externos, el comportamiento del usuario o las señales sociales.Es en los factores internos donde tendrás que centrar tus esfuerzos. Cuestiones como el contenido, la estructura o el código HTML, son determinantes para conseguir que tu sitio web aparezca entre los primeros resultados.

Procedimiento para optimizar una web

  • Ofrece información útil para los usuarios. Si la información contenida en tus páginas resulta interesante, las visitas aumentarán exponencialmente. De este modo aumentarán también los enlaces desde otros lugares.
  • Consigue que otros sitios web tengan enlaces al tuyo. Los enlaces son uno de los objetos de estudio de los motores de búsqueda. Estas herramientas se basan en que, a mayor número de enlaces, más importante y relevante es el sitio web. Por lo tanto, mejor posicionada estará.
  • Facilita el acceso a tu sitio web. Una estructura limpia y clara mejorará el acceso y la experiencia del usuario, lo que se traduce en un sito mejor posicionado.
  • Evita el uso de palabras clave de forma excesiva. Igual que los motores de búsqueda analizan aquellas cosas “buenas” que dan credibilidad y fiabilidad a tu web, analiza otras “malas” que pueden penalizar al lugar descendiendo posiciones.

Cómo optimizar tu página principal

La página principal es la más importante de un sitio web. Es la que primero va a ver un usuario, y la que debe mostrar una imagen acorde con nuestra marca, además de una información interesante y un contenido atractivo.La clave para optimizar tu página principal, es tener el control de los dos aspectos básicos de su creación: por un lado, los elementos técnicos, y por otro, el contenido. Además, la experiencia del usuario resulta un factor muy a tener en cuenta, ya que cualquier intento de hacer trampas para ganar posicionamiento, será detectado y penalizado por los buscadores.

¿Cuál es el objetivo de la página?

Para optimizar una página principal, hay que pensar en una página optimizada para el usuario. Cuando tu página principal ofrece soluciones a las necesidades del usuario, será más fácil que las herramientas de los buscadores concluyan que es un lugar interesante, que merece ocupar los primeros puestos de resultados.Es importante además que la página sea atractiva y muestre mucha información, de forma que el usuario pase más tiempo en ella investigando. El tiempo de navegación es otra de las cosas que pueden determinar el posicionamiento de tu sitio web.

Consejos para optimizar tu página principal

  • Utiliza un título grande. El usuario fija su primer golpe de atención en el encabezado. Recuerda ofrecer un encabezado grande, legible y entendible, que genere la necesidad en el usuario de seguir leyendo.
  • Ofrece información relevante. Aunque suene insistente, es un punto que tiene especial importancia. El contenido es la llave que puede abrirte las puertas del podio de los motores de búsqueda, así que no escatimes en calidad.
  • Haz que el contenido sea atractivo. No basta con que la información sea relevante. Un usuario dejará de leer un texto con faltas de ortografía o errores gramaticales. Opta por un estilo de redacción cercano y fluido, que resulte fácil de leer y entender.
  • Cuida el diseño. Un contenido muy interesante no tendrá el mismo efecto si el diseño es pobre y crea rechazo en el usuario. Quieres lograr que el usuario disfrute navegando en tu web, así que tienes que ofrecerle un lugar en el que quiera estar.
  • Añade palabras clave. Es importante incluir entre el contenido aquellas palabras que utilizan los usuarios cuando buscan en los buscadores de internet. Existen herramientas específicas para generar palabras clave, pero puede ser útil pensar como lo haría un usuario que busca información relativa a tu página web.
  • Crea una llamada a la acción grande y clara. Incluir botones con acciones específicas te dará el control sobre la acción del usuario. Puedes mantener a un individuo por más tiempo en tu sitio web si haces que se dirija a otras páginas o si le ofreces interacciones llamativas.

Con estos datos, ya conoces un poco más el mundo de la optimización web SEO, y cómo optimizar tu página principal. Es el momento de que pongas a prueba tus conocimientos, y empieces a disfrutar de los resultados. Puedes contarnos cualquier duda o sugerencia que tengas en la sección de comentarios.

Comments are closed.